Para qué fijarnos metas

GIAZF161KK

¿Qué proyectos te has propuesto comenzar o completar durante este año?

Cada año, preparo un listado de metas y objetivos que deseo alcanzar y que se convierten en mi norte para crecer y conquistar mis sueños. Esas metas o intenciones, me han ayudado en los últimos años a acercarme cada vez más al logro de mi visión personal y a crecer en todas las áreas de mi vida, no solo profesional y económicamente, sino también física, emocional y espiritualmente.

Sin embargo, antes de tener tan presente esta práctica, pasé varios años en una especie de limbo existencial. Esas etapas en las que sientes que se te escurrieron los años y al final te das cuenta que no has logrado nada significativo.  Años en los que parece como si hubiese estado en piloto automático; muy ocupada haciendo muchas cosas pero logrando muy poco en términos de mi propósito.  No digo esto en son de víctima, sino asumiendo mi responsabilidad por ello.

Creo que todo lo que sucede en esta vida tiene un orden y un propósito divino y perfecto. En un momento dado, me di cuenta que esos años “poco productivos” fueron de mucho aprendizaje posterior y que fueron cruciales para darme cuenta que debía retomar las riendas de mi vida.

Al igual que toda empresa debe establecerse metas periódicamente para poder medir si está progresando y cumpliendo con su misión y visión; de la misma forma, fijarnos metas nos sirve para darle dirección y sentido a nuestra vida.  Nos permite identificar lo que necesitamos hacer y quiénes tenemos que SER para llegar a donde queremos estar y convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos. Además, nos estimula a salirnos un poco de nuestra zona cómoda para alcanzar nuevos niveles de excelencia.  Nos hace esforzarnos para ser mejores personas y maximizar nuestro potencial.

Por dar un ejemplo, a lo mejor toda la vida nos hemos ejercitado un poco, pero soñamos con correr un maratón algún día.  Nuestro cuerpo tiene el potencial de hacerlo pero tenemos que crear las condiciones para lograrlo.  Al fijarnos esta meta de forma concreta y específica, y tomar acción hacia su logro, nos convertimos en una persona que entrena a diario, que cambia dramáticamente su condición cardiovascular y física, así como su dieta por una más adecuada para lograr su objetivo. Inclusive, a lo mejor hasta empezamos a descansar mejor, reducir o eliminar la ingesta de alcohol y dejar de fumar si fuese el caso.  Todo, porque teníamos un sueño de algún día completar un maratón, y tomamos los pasos necesarios para convertirnos en la persona capaz de hacerlo.

De modo que, fijarnos metas específicas y concretas nos ayuda a trazar el camino a seguir; y al trabajar para el logro de éstas, impactamos nuestra vida cotidiana, transformando nuestra conciencia y por ende, nuestro ser y nuestros resultados.  Sin embargo, no se trata de crear una competencia de estar alcanzando metas una detrás de otra.  Se trata de conectar con nuestro propósito interior y acercarnos a éste a través de las metas pertinentes en cada etapa de nuestra vida.

Estudios revelan que las personas que se fijan metas, las escriben en un papel y las revisan periódicamente, logran crear resultados dramáticamente superiores que aquellas personas que no realizan este ejercicio. Así lo comprueba un estudio realizado en la Universidad de Yale en 1953, en el cual se descubrió que solo un 3% de los estudiantes que se graduaron ese año, realizaban este ejercicio. En un estudio de seguimiento, 20 años más tarde, descubrieron que ese mismo 3% había logrado 100 veces más que el otro 97% (Cruz, 2007)*.

Por tanto, fijarse metas de crecimiento es una manera de fijar nuestra atención hacia esos resultados positivos que queremos de la vida y dar el primer paso hacia el logro de éstas.  Cuando centramos nuestra atención de forma responsable hacia lo que deseamos en la vida con la fe de que es posible de alcanzar, y trabajamos hacia ello, dejamos de prestar atención a nuestras carencias, miedos y preocupaciones (Cruz, 2007)*.  Por el contrario, ampliamos nuestras posibilidades, estimulamos nuestra imaginación y creatividad, pulimos y desarrollamos nuestras destrezas, creamos nuevas conexiones a nivel neurológico que nos facilitan el camino. Nos permite aspirar a ser personas de éxito y que el éxito sea parte de nuestra realidad.

¿Qué es lo más importante que deseas lograr antes que finalice este año? ¿En quién necesitas convertirte para lograrlo? Escribe y compártenos tus metas y sueños. Verás como empiezan nuevamente a aparecer personas, recursos y situaciones para apoyarte a lograrlo.  ¡Anímate, escribe tu meta y únete al selecto grupo del 3%!

Si quieres saber más sobre mis talleres y programas de Coaching para apoyarte en el logro de tus metas, te invito a participar de mi grupo en Facebook: Empowered for your Success.

*Cruz, C. (2007). La ley de la Atracción: Mitos y Verdades sobre el Secreto más extraño del mundo. pp. 120-121

© Mariely Sylvette Martínez

Mariely Martínez es coach de liderazgo, consultora de carrera para empleados en transición y relacionista profesional.  Cuenta con una carrera de cerca de 20 años de experiencia en diversas áreas.  Ayuda a profesionales y empresarios a optimizar su liderazgo de vida, así como sus estrategias de atracción de clientes y oportunidades de empleo o negocio, comunicación y mercadeo personal.

Anuncios

5 comentarios sobre “Para qué fijarnos metas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s