La importancia de un mentor

shutterstock_185950058

Hacen 5 años dejé mi empleo tradicional, para dedicarme a trabajar por cuenta propia. Mis objetivos eran: crear las condiciones para trabajar desde mi casa, en mi tiempo y en mis términos y ganarme la vida haciendo lo que verdaderamente disfruto.

Estaba clara que debía hacer lo que fuese necesario para no regresar a re-emplearme pues, en ese momento, tenía claro que esa no era la vía para cumplir mi propósito. Durante los pasados 5 años emprendí múltiples proyectos sobre los cuáles no tenía todo el conocimiento que necesitaba pero me lancé comoquiera.  Y hoy, 5 años más tarde, te comparto cómo fue que logré salir adelante en esta aventura. A través de este escrito, le rindo un tributo a las personas que fueron claves en el logro de este objetivo y mi crecimiento y desarrollo como profesional, mis mentores.

Cuando dejé mi empleo, muchos pensaron que me había vuelto loca, pero yo contaba con la ayuda de un mentor que en corto tiempo me enseñó todo lo que yo necesitaba y me equipó con las herramientas para vender artículos de promoción en mi tiempo y a mi ritmo. Ello, con el propósito de sostenerme económicamente en lo que terminaba mi tesis de maestría. Gracias a la transferencia de sus conocimientos y sus años de experiencia, en poco tiempo estaba haciendo mis ventas y ganando buenas comisiones. Además, sus sabios consejos previnieron que cometiera los errores típicos de los principiantes en esta industria. ¡Fue grandioso cuando los clientes satisfechos me comentaban que parecía que yo llevaba muchísimos años realizando ese oficio!

Una vez terminé la tesis de maestría, un año más tarde, decidí que era hora de ejercer como profesional de las Relaciones Públicas. Aunque contaba con una trayectoria previa en el campo del Mercadeo y otras funciones relacionadas, sabía que existían unas áreas en las que no tenía experiencia alguna. En aquel entonces, identifiqué a una mujer extraordinaria que al igual que mi primer mentor, llevaba muchos años ejerciendo esta profesión, ocupando cargos importantes y era muy reconocida en la industria.  Le dejé saber cuánto me interesaba trabajar con ella para adquirir la experiencia necesaria para ejercer esta profesión responsablemente.  Estuve los siguientes cuatro años colaborando en su firma, desde mi casa, aprendiendo de todo un poco y trabajando con importantes clientes, hasta que me sentí en la confianza de lanzarme a atender mis propios clientes.

Finalmente, en el 2014, completé mi certificación como Coach. Aunque en esta ocasión ya no tenía mentores identificados, la vida me puso en el camino de una firma de consultoría en la cual se ofrecen servicios de coaching y pude ejercer como consultora y coach para profesionales y altos ejecutivos. Allí, se abrieron las puertas de lo que era posible para mí como coach, consultora y conferenciante, haciendo la diferencia en la vida de las personas a quienes serví. Allí, me di cuenta además que, finalmente, había encontrado mi verdadero propósito y mi pasión.

Mis mentores fueron fundamentales para ayudarme a cumplir mis objetivos de encontrar mi propósito en la vida y generar ingresos haciendo lo que me apasiona en mi tiempo y en mis términos y sobre todo, no tener que regresar a un empleo tradicional. Estoy sumamente agradecida por su generosidad al compartir conmigo su sabiduría y sus años de experiencia.  Ellos, me permitieron tener un crecimiento y desarrollo acelerado a nivel personal y profesional, que de lo contrario me hubiese tomado muchísimo tiempo. Gracias a ellos pude lanzarme a trabajar en cosas que nunca antes había hecho y tener éxito en el camino, así como ampliar el espectro de mis servicios y mis posibilidades.

Te comparto estas anécdotas con la esperanza de que mi ejemplo te ayude a identificar posibles mentores que puedan ayudarte a lograr aquello que deseas. Para hacer algo nuevo y diferente no hay que saberlo todo, solo hay que identificar al que sabe y no temer pedir ayuda. ¡Éxito!

Este artículo se creó originalmente como un discurso que fue presentado el 17 de junio de 2015 en el Puerto Rico Toastmasters Club y se editó con algunas variantes para publicarse en este blog.

© Mariely Sylvette Martínez

Mariely S. Martínez es coach de liderazgo, consultora de carrera para profesionales en transición y relacionista profesional. Cuenta con una carrera de cerca de 20 años de experiencia en diversas áreas. Ayuda a profesionales y empresarios a optimizar su liderazgo de vida, así como sus estrategias de atracción de clientes y oportunidades de empleo o negocio, comunicación y mercadeo personal.

 

Anuncios

6 comentarios sobre “La importancia de un mentor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s