Inteligencia Emocional: Las emociones como aliadas del éxito profesional

shutterstock_197334059

Recientemente fui a ver la famosa nueva película de Disney, Inside Out (“Intensa Mente”), en la que se destaca el rol de las emociones en nuestra vida. Uno de los mensajes principales fue la importancia de las emociones para mantener un balance en nuestras vidas, engranar adecuadamente en los distintos roles de la vida, y cuidar nuestras relaciones con las personas que nos rodean. El argumento de la película se enfoca en cinco emociones básicas: alegría, asco (o desagrado), furia, miedo y tristeza.

Cuando trabajamos o emprendemos un nuevo proyecto o negocio, es muy posible que atravesemos a diario todas y cada una de estas emociones en mayor o menor medida, dentro del amplio espectro que cubre cada una. Personalmente, en mis cinco años como emprendedora, llegan a mi mente infinidad de recuerdos de momentos matizados por cada una de estas emociones. Un ejemplo de ello ha sido la alegría y entusiasmo al crear nuevos proyectos para utilizar al máximo mis talentos y habilidades; de igual forma, la ira y la tristeza cuando alguno de esos proyectos no rindió los frutos esperados.

Aquí te comparto cómo cada una de estas emociones pueden ser nuestras aliadas en nuestro éxito profesional:

  1. Alegría, entusiasmo y optimismo – Todo nuevo emprendimiento debe partir de estas emociones para maximizar su potencial de éxito. Todo       aquello que hacemos con alegría y entusiasmo, en cierto modo lo hacemos con amor y tiene un impacto mayor en las personas que lo reciben, sea un producto, un servicio o una idea. Estas emociones son el combustible que nos mantiene enfocados en nuestro propósito y nos hacen levantarnos llenos de energía día tras día a trabajar para sacar nuestro proyecto o negocio adelante, con la certeza de que estamos progresando y haciendo la diferencia.
  1. Asco, desagrado o repulsión – Nos permite ser algo perfeccionistas en aras de proteger nuestra imagen o marca personal, para brillar y sobresalir entre la multitud. Nos cuida de hacer el ridículo o de caer en situaciones menos que ideales. Nos impulsa a aspirar siempre a tener los mejores aliados, clientes, socios de negocio, oportunidades comerciales y de exposición, suplidores y las mejores condiciones posibles para realizar nuestro trabajo.
  1. Furia, ira o coraje – Ésta nos da la fuerza para enfrentar cualquier desafío que se nos presente. Es la que nos hace salir de nuestra zona cómoda para defender lo que entendemos que es justo y nos merecemos. Aunque la ira también está asociada con algunos efectos negativos cuando no es manejada adecuadamente; esta emoción es la que nos sacude y nos hace darnos cuenta de que algo no anda bien y nos empuja a tomar acción para corregirlo. La verdadera inteligencia emocional radica en transformar su fuerza en una positiva.
  1. Miedo, Inseguridad – Esta es la cara más conocida y la más que impacta los negocios, pudiendo llegar a impedir incluso que nos lancemos a hacer algo nuevo y desconocido. Sin embargo, sentir miedo puede ser positivo porque significa que tenemos los pies en la tierra y que conocemos los riesgos que implica cualquier nuevo proyecto o aventura empresarial. El miedo nos protege de hacer las cosas a la ligera y nos hace actuar con mayor cautela. También sentir miedo, puede significar que algo es demasiado importante para nosotros y nos impulsa a prepararnos más para sentir la seguridad de hacerlo bien. Como todo en la vida, todos los excesos son negativos. El reto con esta emoción radica en crear conciencia de ella y una vez hemos tomado las medidas necesarias para nuestra protección, tomar acción y evitar que nos paralice.
  1. Tristeza – Vivimos en un mundo donde las personas buscan la felicidad y muchas intentan reprimir la tristeza. Sin embargo, esta emoción es tan necesaria como las demás en nuestro diario vivir. La tristeza nos permite reflexionar, valorar y reconectar con aquello que es importante para nosotros, y nos ayuda a sanar para poder seguir hacia adelante. Cuando exteriorizamos nuestra tristeza, es muy posible que otras personas se den cuenta que necesitamos su apoyo y vengan en nuestra ayuda; mientras que si nos mostramos muy felices todo el tiempo, las personas pueden llegar a pensar que todo está bien y no las necesitamos. En ocasiones hay que detenerse e incluso llorar si es necesario para liberar ese dolor que nos ha producido un desafío o una decepción, y aceptar el apoyo de las personas que nos rodean. Solo de esa manera podemos levantarnos con mayor fuerza e ímpetu siendo más sabios por las lecciones aprendidas para continuar avanzando. El reto está en abrazar esta emoción pero asumiendo nuestra responsabilidad. Esto es, evitar caer en sentirnos víctimas de nuestras circunstancias. La idea es reconocer que es válido sentir tristeza pero que en su momento retomaremos el control de nuestra vida y de nuestras emociones, y darle un nuevo significado a lo sucedido.

Después de reflexionar sobre la importancia de cada una, no solo en el trabajo o los negocios sino en la vida misma, nos damos cuenta que no hay emociones buenas ni malas. Todas son necesarias. Queda de nuestra parte, utilizar nuestra sabiduría e inteligencia emocional para administrar la dosis necesaria de cada una de ellas para maximizar nuestros resultados y aprender a ser los amos de nuestras emociones en vez de dejarnos dominar por éstas. Está en cada uno de nosotros el poder de convertir nuestras emociones en nuestras aliadas en nuestro proceso de toma de decisiones que nos lleven a nuestro éxito personal y profesional.

© Mariely Sylvette Martínez

Mariely S. Martínez es coach de liderazgo de vida, consultora de carrera para empleados en transición y relacionista profesional. Cuenta con una carrera de cerca de 20 años de experiencia en diversas áreas. Ayuda a profesionales y empresarios a optimizar su liderazgo de vida, así como sus estrategias de atracción de clientes y oportunidades de empleo o negocio, comunicación y mercadeo personal. Le encanta viajar, leer, aprender cosas nuevas, tomar fotografías, y emprender o ayudar a colegas a emprender nuevos negocios.

Anuncios

5 comentarios sobre “Inteligencia Emocional: Las emociones como aliadas del éxito profesional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s